Diseña tu horario y progresa a tu ritmo

Las clases Estilo Mysore no son clases guiadas. Acompañado en todo momento del profesor, y recibiendo instrucción y ajustes individuales y personalizados, progresarás a tu ritmo a lo largo de las seis series de posturas que componen el sistema de Ashtanga Yoga o del sistema que elijas.

Durante un espacio de tres horas de libre acceso, cada alumn@ se adentra en su práctica personal .

El profesor supervisa su práctica como si de una clase particular se tratase;  guiándole en la secuencia, enseñándole las posturas nuevas y ayudándole a profundizar en las conocidas, pero siempre procurando respetar la individualidad de la práctica por encima de la instrucción, y procurando intervenir lo mínimo posible.

Para el alumnado, no es una voz exterior, sino su voz interior –su respiración— la que le indica el momento de efectuar la transición a la siguiente postura. Y, siguiendo su instinto, puede decidir dedicar más tiempo a aquella postura que requiera más trabajo o a aquella postura que le lleve a una mayor introspección.

Este sistema de trabajo es el idóneo para establecer una práctica diaria personal.

Potenciación de otras practicas deportivas o recuperación de lesiones

Si lo prefieres, puedes utilizar este espacio y esta modalidad para trabajar en tu práctica personalizada para cuidar lesiones y fortalecer la parte afectada, prepararte para una examen, triatlón, maratón, escalada, danza o simplemente para interiorizar más en profundidad tu práctica diaria.